Extracción de petróleo y gas

Una empresa petrolera de la zona del Golfo Pérsico estaba teniendo problemas importantes con sus plantas desalinizadoras nuevas. Dichas plantas requerían demasiado tiempo improductivo para la limpieza y las reparaciones. La empresa petrolera a menudo se veía obligada a transportar agua fresca hasta sus plataformas, derrochando tiempo y dinero.

Aqua-Chem escuchó sus problemas técnicos y las implicaciones empresariales. Con el fin de resolver completamente su situación, sustituimos sus plantas desalinizadoras con diseños industriales probados y, simultáneamente, implementamos un completo contrato de servicios que incluía: operadores de equipos, detergentes químicos personalizados, apoyo de técnicos formados en fábricas locales y soporte logístico y de piezas locales. El resultado: se acabaron los problemas en las plantas desalinizadoras y el uso de las barcazas; ahora disponen de tanques llenos de agua potable de la máxima calidad, procedente de algunas de las aguas con más salinidad del mundo. Nuestros clientes dicen que nos parecemos mucho al chaval que no para de hacer preguntas. Al chico que desmontaba cosas para ver cómo funcionaban. Nuestra organización se impulsa con el convencimiento de que una pregunta mejor conduce a una respuesta mejor. Y así lo cuestionamos todo, desde los retos técnicos hasta los objetivos empresariales.

Después, escuchamos. Lo asimilamos todo, y adquirimos conocimientos y experiencia en docenas de sectores, no solo en unos pocos nichos de mercado. Al contrario que algunas organizaciones, creemos que hay que ver los detalles y la imagen completa. Al comprender sus necesidades, le ayudamos a encontrar una solución mejor para así satisfacer mejor sus retos y lo fundamental de su empresa.